Search
  • teresamckee

Expectativas Irrazonables

He notado en las últimas semanas que la gente me irrita. De hecho, en algunos casos, incluso he estado enfadada al punto de enojarme. Finalmente salí de mi estado sin sentido ayer y pasé un tiempo reflexionando sobre lo que realmente está pasando.


En un caso, una buena amiga se acercó para ayudarme con mi proyecto de paisajismo de la yarda. Naturalmente, nosotras terminamos teniendo que correr a una tienda de artículos del hogar y ella se comenzó a ponerse muy agitada por tener que hacer fila. Luego comenzó a hacer declaraciones críticas sobre la cajera, cómo que por supuesto no debía saber lo que está haciendo por ser lenta. Me sentí extremadamente incómoda y pensé que no debería ir a la tienda con ella de nuevo.


Alguien más tuvo una reacción defensiva exagerada a un comentario que hice sobre la forma en que algo se miraba afuera. Pensé que ya no debería compartir mis opiniones con esa persona. Esa misma persona también se enojó en una tienda cuando alguien estaba cortando la fila. De nuevo pensé que tampoco debería ir de compras con esa persona de nuevo.


La invasión regular de basura del callejón ocurrió la semana pasada y en lugar de simplemente hurgar en mi reciclaje, la persona también golpeó el bote de basura, que en este caso contenía 22 peces muertos. Esos peces que murieron durante un par de días de alguna enfermedad en el estanque se envolvieron firmemente en plástico para minimizar el olor. Esta persona abrió esas bolsas para ver qué había dentro y el hedor de los siguientes dos días hizo difícil disfrutar del patio trasero. Pensé que ya no iba a dejar los tambos de basura afuera.


Despues estaba mi problema de membresía en dicha gran tienda donde me cobraron el triple de mi tarifa anual y cuando intenté aclararlo y obtener un reembolso, me dijeron que no podían hacer nada porque se necesitan 24 horas para que los cargos pasen por el sistema, por lo que no pudieron "ver" que yo tenía el triple de cobrado, a pesar de que tenía un recibo en mi mano. Pensé que nunca renovaría mi membresía de nuevo a esa tienda.


Lo que estos ejemplos tienen en común es que estaba operando bajo el supuesto de que el problema era con estas otras personas, pero después de reflexionar, el problema es conmigo. Estas personas no son diferentes de lo que alguna vez lo han sido. Bueno, creo que últimamente ha habido una gran disminución en el servicio al cliente, pero rara vez ha sido agradable tener que lidiar con un problema de servicio al cliente. Lo que es diferente es que ahora quiero que ellos sean diferente porque su comportamiento me incomoda de alguna manera.



Piense en lo egoísta que suena esto realmente. Quiero que usted cambie para que yo pueda estar más cómoda. Pero eso no solo es egoísta, sino que es bastante absurdo. No es el trabajo de otras personas acomodar mi sentimiento de bienestar. Es mi trabajo procesar y responder a mi propia incomodidad. Y seguro que puedo dejar de ir a cualquier parte con otras personas y puedo aislar a las personas que necesitan mis materiales reciclables para ganar dinero y nunca podré ir de compras de nuevo, pero eso no parece una opción muy saludable para lo que sea que realmente me molesta.





Muchos de nosotros nos quedamos estancados en este ciclo, al menos periódicamente. El comportamiento de otras personas nos molesta y pensamos: si tan solo cambiaran, todo estaría bien. Pero hay 7.8 billones de personas en el mundo. ¿Es realmente razonable esperar que todos cambien para satisfacer mis necesidades? Por supuesto que no.


Claramente es hora de hacer el trabajo. Ese trabajo interior que a veces es doloroso, a veces irritante, a veces aburrido. No he descifrado completamente lo que me pasa, pero como mencioné recientemente, creo que estoy sobre quemada, por lo que parte del problema es probablemente la simple fatiga. También recientemente comencé a salir de la casa con otras personas, por lo que probablemente haya algo de estrés en estar en una tienda llena de gente y que puede ser agotador de manejar en sí mismo sin tener que preocuparme por la persona con la que estoy enfadada.


También hay algo de autocrítica porque, por supuesto, se supone que debo ser mejor que esto. Practico la atención plena para ganarme la vida, por el amor de Dios, entonces, ¿por qué estoy fallando en estas interacciones simples? Creo que muchos de nosotros también nos atascamos en algo similar a esto, siempre que no estamos a la altura de nuestras propias expectativas.


Y eso puede ser el aspecto más importante de esto. Expectativas. Puedo elegir cuales son mis expectativas de otras personas y de mí misma. Y si alguno de nosotros no cumple con esas expectativas, puedo reaccionar de forma poco saludable, formas inconscientes, o puedo explorar esas expectativas y hacer ajustes.


El primer paso que di fue perdonarme a mí misma por crear expectativas irracionales de los demás y juzgándome con dureza. Parte de ser humano es tener fallas y eso está bien. Nunca vamos a ser perfecto, pero ciertamente podemos autocorregirnos a medida que avanzamos en la vida. Pero tenemos que hacerlo de una manera amorosa y autocompasiva. Si estoy exhausta, necesito cuidarme, no autocriticarme.


Decidí pasar un día completo sola, haciendo algo tranquilo, recolocándome, descansando y recargándome. Eso debería ayudarme a volver a centrarme. Y configuré un sistema de bloqueo para los botes de basura para que nadie pueda hurgar en ellos, pero agregué una papelera a mi colección de callejones que es solo para botellas y latas. Ahora pueden recolectar los materiales reciclables y no tengo que preocuparme por un desastre maloliente nuevamente. Pasé la media hora necesaria en el teléfono con la gran taquilla corporativa para obtener mis reembolsos e intencionalmente practiqué la paciencia durante el proceso, lo que solo fortalece mis habilidades de atención plena.


Siempre hay soluciones a nuestros problemas y de hecho tenemos todas las respuestas, si solo hacemos una pausa y prestamos atención. Con la excepción de la basura, todos mis problemas recientes estaban simplemente en mi propia cabeza. La meditación de atención plena ayudó a despejar el desorden para que yo pudiera ver eso. Y el problema de la basura, no la persona, no era tan complicado.


Nuestras alteraciones en la vida nunca tienen que ver con los eventos, son nuestra respuesta a esos eventos. Aveces lo olvido, pero cuanto más practicamos la atención plena, más rápido recordamos que tenemos una opción y si estamos luchando, probablemente sea porque estamos tomando malas decisiones. Y típicamente, ni siquiera son elecciones conscientes.


La atención plena se trata de despertar. Prestar atención. Cuando nuestras mentes caen en juicios, frustración y incluso la ira, tendemos a estar en piloto automático y puede ser autodestructivo. Ilumina todo en una luz negativa, haciéndonos aún más sensibles al comportamiento de otras personas y más críticos con el nuestro.

Así que elijo volver a despertar, prestar atención y ajustar mi perspectiva. Tengo la intención de hacer una pausa antes relacionarme con otros en público y asegurarme de estar centrada y tranquila antes de embarcarme en cualquier excursiones. Y como mencioné recientemente, estoy aligerando mi carga de trabajo por un tiempo para permitirme descansar y sentirme motivada de nuevo.


No necesito que nadie cambie para sentirme a gusto. Solo necesito ser consciente y cuidar mejor de yo misma. ¿Y usted? ¿Ha notado cómo está en el mundo? ¿Ha pensado en algo en cuanto a sus expectativas de sí mismo y de los demás? Quizás ahora sea un buen momento para meditar y reflexionar. Definitivamente es un buen momento para recordar que no podemos cambiar a otras personas, solo a nosotros mismos.


La vida definitivamente no es fácil, pero no tiene por qué causarnos malestar. Tenemos el poder de decidir cómo queremos abordar los desafíos de la vida, grandes y pequeños, y cómo nuestras elecciones pueden mejorar nuestras vidas y los que nos rodean, o no. Pero, ¿cuál es la ventaja de elegir no hacerlo?


Creo que muchos de nosotros nos hemos salido de nuestro camino últimamente porque nos han sobrecargado los cambios y desafíos, pero lo único sobre lo que tenemos control somos nosotros mismos. Eso significa que podemos responder de manera diferente a los eventos que enfrentamos y encontrar significado en ellos, junto con la compasión y la alegría. ¿Y no podríamos usar un poco más de compasión y alegría hoy mismo?


Hasta la proxima vez. Podemos vivir una vida mejor y crear un mundo mejor. Todo lo que se necesita para comenzar es un momento presente en la atención plena.

2 views0 comments

Recent Posts

See All