Search
  • teresamckee

Puede Oírme Ahora?


Creo que fue un comercial de Verizon el que primero incluyó la frase "¿Puedes oírme ahora?" a la vanguardia de casi todas las conversaciones que tenemos. No estoy segura por qué los teléfonos se llaman teléfonos inteligentes en total. La calidad del sonido es terrible y la recepción irregular en el mejor de los casos para muchos de nosotros, lo que todos tenemos que repetir esa frase varias veces al día. Y ahora, por supuesto, lo escuchamos en llamadas de videoconferencia todo el tiempo. ¿Puedes escucharme? puedes escucharme ahora?


Pero si consideramos esa frase desde una perspectiva más profunda, podría ser más valioso preguntar, ¿No me escuchas? ¿De verdad escuchas lo que digo? Esas frases hablan de comunicación efectiva y nos falta mucho en estos días.


Steven Covey, quizás mejor conocido por su libro más vendido, The 7 Habits of Highly Effective People, o Los 7 habitos de gente muy efectiva decía: “La mayoría de la gente no escucha con la intención de comprender; escuchan con la intención de responder ". Y ese es el meollo del problema. Muchos de nosotros pasamos la mayoría de las conversaciones pensando en lo que vamos a decir a continuación. O juzgar al hablante por lo que sea que esté diciendo o pensar en lo que debemos hacer o a dónde debemos ir tan pronto que se termine la conversación. En algunos casos, estamos tan concentrados en lo que sigue, que empezaremos a intentar a predecir lo que la otra persona va a decir e incluso empezar a interferir con palabras para que se apresuren a lo largo.


La comunicación consta básicamente de dos factores: escuchar y hablar. Y de esos dos, el escuchar es lo más importante. Sin escuchar genuinamente, no estamos escuchando lo que la persona está transmitiendo y eso disminuye la confianza, reduce la empatía y da como resultado la falta de comunicación, todo de los cuales puede conducir a una ruptura en las relaciones. Podemos aplicar los principios de la atención plena a nuestras comunicaciones para mejorar en gran medida las conversaciones, así como fortalecer nuestras relaciones, poniendo una intención antes de la conversación, estar completamente presente durante la conversación y permanecer abierto y sin juzgar a lo largo de la conversación.


Establezca la intención de llegar por completo a cada conversación. En nuestro mundo acelerado, con frecuencia estamos mentalmente dispersos y no se calman nuestras mentes lo suficiente antes de entrar en una conversación para poder presta atención. Cada mañana, podemos establecer la intención de que, independientemente de lo que esté sucediéndonos, cerraremos todo el ruido cuando surja la oportunidad de una conversación y estaremos alertos a todos los matices de la comunicación efectiva, como las expresiones faciales, el lenguaje corporal y por supuesto, las palabras.


Una vez que llegamos por completo, podemos estar presentes. No se preocupe por algo no relacionado que sucedió más temprano en el día, la semana o el mes, y no se preocupe por lo que vendrá. Solo la simple práctica de estar presente, centrado en el hablante, durante toda la conversación. Y finalmente, ser abiertos y sin prejuicios durante la conversación nos permite escuchar realmente lo que la otra persona está diciendo, lo que esa persona puede necesitar, en todo caso, y estar abierto a aprender algo nuevo, incluyendo una perspectiva diferente sobre un tema.


Para convertirse en un oyente más atento, trate de evitar concentrarse en usted mismo, planificando una respuesta mientras la otra persona está hablando, juzgando lo que la otra persona está diciendo, interrumpiendo o terminando las oraciones del hablante. En su lugar, demuestre que está escuchando con atención pidiendo aclaración cuando sea necesario y parafraseando cualquier parte de la conversación que crea que puede ser importante.


Parte de la escucha consciente también implica aprender a sentirse cómodo con el silencio. Para muchos, esto significa reducir la velocidad y permitir que otros terminen de hablar. También significa dar a la gente el espacio para recoger sus pensamientos antes de saltar. Cuando se acerca a las conversaciones con el intención de comprender, es importante abstenerse de dirigir la conversación. Dar a otros el tiempo y el espacio que necesitan y es probable que encuentre la discusión resultante más significativa e informativa.


El segundo componente principal de la comunicación eficaz es el hablar conscientemente. El objetivo aquí es mantenerse en el tema y al mismo tiempo prestar atención a cómo los demás responden a lo que usted dice. Al observar a los demás, puede aclarar su mensaje según sea necesario. Cuando no prestamos atención a cómo estamos hablando, es más probable que nos desviamos de nuestra punto principal, que se convierte en digresiones. El hablar sin sentido también es más probable que involucre racionalizaciones, comentarios hirientes y repeticiones, que pueden interferir con el mensaje que están intentando enviar.


Para convertirse en un hablante más atento, preste especial atención a lo que está diciendo. Haga un esfuerzo por ser conciso, directo y específico, proporcionando ejemplos para ilustrar su punto en lo apropiado. Esto también demuestra que es respetuoso con el tiempo y la atención de los demás al concentrarse sobre lo que es más importante compartir. Ser veraz y auténtico también es esencial para la conciencia plena. Esto ayudará a generar confianza y animará a otros a hacer lo mismo.


Otros consejos para tener una conversación más consciente incluyen reducir la velocidad. Esto incluye ralentizar sus pensamientos y sentimientos, no solo sus acciones.


Recuerda respirar. A menudo, cuando las conversaciones se vuelven intensas o acaloradas, la respiración de los participantes puede volverse superficial, lo que reduce el suministro de oxígeno al cerebro, lo que a su vez, puede afectar funcionamiento cognitivo. Recorde de respirar normalmente, o profundamente, cuando las cosas se ponen intensas.


Centre su atención. Es normal que su mente divague la mayor parte del tiempo, incluso durante conversaciones. Es por eso que la meditación de atención plena puede ayudarle a aprender a enfocar su atención más plenamente. Si nota que sus pensamientos divagan mientras otra persona está hablando, solo tenga en cuenta eso, y regrese suavemente a la conversación en cuestión.


Escuche con su corazón, no solo con su cabeza. El entrenamiento para escuchar tiende a enfatizar las habilidades cognitivas, pero igualmente, y quizás incluso más importante, escuchar con empatía y compasión. Ser sensible al estado emocional de los demás mientras le hablan o le responden y esto también puede requerir ser muy consciente de su propio estado emocional.


Y finalmente, ser abiertos y sin prejuicios durante la conversación nos permite escuchar realmente lo que dice la otra persona, lo que esa persona puede necesitar, si es que necesita algo, y estar abierto a aprender algo nuevo, incluyendo una perspectiva diferente sobre un tema.


Tenemos una nueva prueba de comunicación en estos días porque ahora estamos en una circunstancia única, donde muchos de nosotros nos comunicamos en línea más que cara a cara. Esto puede estar plagado de desafíos potenciales, pero tenga en cuenta que solo el 7% de lo que comunicamos se escucha a través de palabras, el 38% proviene de nuestro tono de voz y un enorme 55% proviene del idioma de nuestros cuerpo. Como no podemos ver la mayoría de los cuerpos en las cajas de Brady Bunch, y todos estamos gastando tanto tiempo en línea, las expresiones faciales son más importantes que nunca. Traiga conciencia a su rostro y observe lo que le está transmitiendo a la otra persona.


Como seres humanos, necesitamos conexión y hacemos esas conexiones a través de conversaciones. Eso hace que valga la pena invertir un poco de tiempo para asegurarnos de que nos estamos comunicando bien con el fin de construir relaciones sólidas, lo que enriquece nuestra vida y mejora nuestro bienestar.


Hasta la proxima vez. Manténgase bien, sea amable con usted mismo y con los demás, y recuerde estar presente en la atención plena, incluyendo en sus conversaciones. Que tenga una semana maravillosa.


0 views0 comments

Recent Posts

See All