Search
  • teresamckee

Tiempo de Vacaciones

CNBC informó a fines del año pasado que el 92% de los estadounidenses cancelaron o pospusieron sus vacaciones. Mientras eso es algo comprensible a la luz de las restricciones de viaje en ese momento, el 64% de los trabajadores no pueden transferir ese tiempo debido a las políticas de vacaciones de sus empresas, que no cambió debido a las circunstancias inusuales, lo que significa que perdieron permanentemente ese beneficio de pago.


Supongo que eso puede no importar mucho, ya que si volvemos a lo que solía ser "tiempos normales", el 55% de nosotros todos modos no nos tomamos todos nuestros días de vacaciones. Presiones laborales, preocupaciones por la competencia, preocupaciones por no ser visto como dedicado al trabajo, expectativas poco realistas por parte de las corporaciones, y más una serie de otras razones informan como la causa de esta tendencia que sigue aumentando anualmente, pero podríamos decir que es simplemente la norma estadounidense. Trabajando durante días festivos, fines de semana y saltando vacaciones se consideran aceptables en este país. Y eso no es positivo para nuestra salud y bienestar.



Si bien, los estados unidos no es el único país que sigue esta práctica malsana, pero no somos la norma a nivel mundial. Japón y Tailandia se unen a nosotros al final de la lista por la menor cantidad de tiempo libre, pero, por otro lado, todos los países de la Unión Europea y África han exigido tiempo libre para sus trabajadores, de 20 a 30 días al año. Tiempo libre requerido con paga. Mientras tanto, El Centro Para La Economía e Investigaciones de Póliza refiere a los estados unidos como la "nación sin vacaciones".


Aquí en los estados unidos, es prácticamente una insignia de honor saltarse el tiempo libre para contribuir a lo que es visto incorrectamente como una forma de ser más productivo. Los estados unidos no es el número uno en PIB del mundo, sino el sexto, incluso cuando trabajamos más horas a la semana que muchos de nuestros compañeros europeos y utilizamos mucho menos tiempo libre al año. A medida que nos cansamos y nos quemamos, nuestra productividad disminuye. Y el estrés representa más del 80% de todas las enfermedades y dolencias en un país donde los costos de la atención médica se están disparando continuamente, que podría verse como uno de esas cosas de situaciones de "cortarse la nariz para fastidiar a su cara.”

El estrés eleva los niveles de ciertas hormonas, como el cortisol y la adrenalina. Mientras que en el corto término, esto puede ser útil, ya que desencadena la respuesta de "lucha o huida" que nos ayuda a lidiar con amenazas inmediatas, con el tiempo, el estrés crónico puede aumentar nuestro riesgo de problemas de salud, incluyendo la cardiopatía. Un estudio publicado por la Asociación Estadounidense de Psicología concluyó que el tiempo libre ayuda a reducir el estrés al alejar a las personas de las actividades y entornos que asocian con la ansiedad. Y el trabajo tiende a ser un desencadenante constante de ansiedad.


Hay otra consideración a largo plazo de nuestros malos hábitos. Saltarse las vacaciones y gastar los fines de semana o festivos en el trabajo socava uno de los factores más importantes que determina si persistimos en nuestro trabajo, que es la motivación intrínseca. La motivación intrínseca es lo que da a nuestro trabajo significado. Las personas se sienten intrínsecamente motivadas cuando se involucran en actividades que encuentran interesante, agradable y significativas. Los datos muestran que trabajar durante el tiempo libre crea conflicto interno entre la búsqueda de objetivos personales y profesionales, lo que lleva a las personas a disfrutar su trabajo menos.


La queja número uno que escuchamos en nuestros talleres y sesiones de coaching es que la gente sienten que no tienen equilibrio entre el trabajo y la vida. La pandemia ciertamente intensificó esa condición, pero sufríamos de este estado mucho antes de que nuestro mundo se volcara en el año 2020. Quizás ahora sea un buen momento para considerar nuestra calidad de vida y la importancia de factores ajenos a nuestro trabajo.


La definición de vacaciones es un período prolongado de ocio y recreación, especialmente uno gastado fuera de casa o viajando. Usted ya sabe, es dejar su vida normal, especialmente el trabajo. Todo trabajar y no jugar, como dicen, no conduce a un persona feliz. Algunos de los beneficios de tomar un descanso del trabajo incluyen mejor salud física, mejor salud mental, aumento de motivación mental, disminución del agotamiento, mejores relaciones familiares y un mayor sentido general de bienestar. Tomar vacaciones también aumenta la atención plena.


Ir de vacaciones nos hace sentir más presentes y estimulados. Según Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wisconsin-Madison, dice “cuando viajamos, por lo general estamos rompiendo nuestra rutina normal ", y eso significa que no podemos operar en piloto automático. Davidson dice: "Esa menor familiaridad es una oportunidad para que la mayoría de las personas estén más plenamente presente, para realmente despertar ". Según otro estudio de investigación en La Investigacion de La Psicología Positiva, la meditación y las vacaciones parecen tener efectos superpuestos. El informe encontró que tanto los ejercicios de meditación como las vacaciones se asociaron con niveles más altos de bienestar y aumento de la atención plena.


Tomarnos un tiempo libre también mejora nuestra capacidad de aprendizaje. Cuando nuestro cerebro está completamente relajado, consolidan el conocimiento y la capacidad intelectual. “La neurociencia es tan clara, a través de las exploraciones PET y Resonancias magnéticas, que el momento 'ajá' llega cuando estámos en un estado mental relajado ", dice Brigid Schulte, autora de Abrumado: Trabajando, Amando y Jugando Cuando Nadie Tiene Tiempo. Por eso sacamos nuestras mejores ideas en un paseo, en la ducha o cuando estamos de vacaciones. Adam Galinsky, profesor y presidente de la división de gestión de Columbia Business School, ha realizado numerosos estudios que establecen un vínculo entre los viajes y la creatividad.


“Las experiencias extranjeras aumentan tanta flexibilidad cognitiva y profundidad e integración del pensamiento, y la capacidad de hacer conexiones entre formas dispersas ”, afirmó Galinsky.

La falta de sueño es otra queja común, a menudo derivada del hecho de que también tenemos mucho en nuestras mentes. Los investigadores dicen que el tiempo libre en el trabajo puede ayudar a interrumpir los hábitos que interrumpen el sueño, como trabajar hasta altas horas de la noche o revisar el teléfono celular antes de acostarse. Una razón que el sueño mejora durante las vacaciones y se prolonga después es que una nueva cama nos ayuda a disociar de nuestros patrones de sueño negativos en casa. Los investigadores encontraron que después de dos o tres días de vacaciones, los participantes promediaron una hora más de sueño de buena calidad y experimentaron un 80% de mejoracion en sus tiempos de reacción. Cuando regresaron a casa, todavía dormían cerca de una hora más, y su tiempo de reacción fue del 30% al 40% más alto que antes del viaje.


Por supuesto, no todo el mundo puede darse el lujo de hacer un viaje prolongado o incluso una estancia por motivos económicos. Pero todavía hay pasos que puede tomar para obtener un verdadero descanso del trabajo. Un científico reciente informo que pasar al menos 2 horas a la semana en un entorno natural, como un parque, un playa, un bosque o incluso un jardín se asocia con la buena salud y el bienestar. Quizás un viaje de campamiento de 3 días podría calmar a la bestia del trabajo que ruge en el interior.


Otra forma de abordar la sobrecarga de trabajo sin vacaciones es desconectarse durante el fin de semana o en vacaciones pagadas. Realmente tómese ese tiempo libre del trabajo. Para la mayoría de nosotros, la única forma de hacerlo es apagar los dispositivos. Desconéctelo por uno o dos días. Si necesita ayuda, intente unirse al Día Nacional de Desenchufar, que tiene más de 1,000 eventos por año. Desconectándonos o desenchufándonos de toda la estática digital nos ofrece la oportunidad de reiniciar. También nos permite hacer más conexiones humanas con las personas que nos rodean. Las conexiones digitales carecen de la esencia táctil del mundo real, como los sonidos, los olores y el tacto. Y por supuesto, esas esencias muy táctiles nos hacen más conscientes. Los estudios también indican que desconectarse con frecuencia resulta en sueño mejorado, por lo que hay una ventaja adicional por simplemente alejarse del teléfono o la tableta por uno o dos días.


Todos podemos ser más conscientes de lo que necesitan nuestros cuerpos y mentes. También podemos ser más conscientes de la importancia de tomarse un tiempo libre del trabajo muy necesario y de establecer límites entre nuestra vida personal y profesional. Y, francamente, todos podemos beneficiarnos de un poco más de diversión en la vida. Entonces, ya sea un fin de semana, un día feriado nacional o un viaje de vacaciones en toda regla, es hora para agregar un poco de equilibrio a nuestras vidas para reconectarnos con nosotros mismos, nuestros seres queridos y la hermosa inspiración de la naturaleza que nos rodea. Regresaremos al trabajo más motivados, más productivos y con mejor salud. ¿No le parece una buena idea?


0 views0 comments

Recent Posts

See All