Search
  • teresamckee

Ya Llego la Temporada, Otra Vez

Pasé el Día de Acción de Gracias sin daños permanentes. En lugar de centrarme en lo que no tenia, que era mi familia, me concentré en la gratitud y el arte de cocinar, que normalmente es un poco caótico, y donde algo generalmente no sale muy bien. Este año, la comida estuvo casi perfecta. Incluso conquisté la receta del rollo de mi abuela después de años de pelotas de béisbol no todo comestibles hechas de harina y agua. Ni siquiera necesitaba mi lista. No fue problema recordar todos los platillos las recetas y el tiempo necesitado para cocinar, sin las distracciones de la risa y la conversación, y francamente, sin vino que fluye libremente. Era un día tranquilo, mayormente silencioso, muy atento y supongo que se describe mejor como un día agradable.

También descubrí que si haces un banquete tradicional de Acción de Gracias para 2 o 10, los platos y la limpieza son igualmente horribles. Entonces, si voy a tener que cocinar y limpiar, por supuesto, preferiría que la comida salga un poco menos espectacular y tenga la risa, conversación y, francamente, un vino fluyendo. Pero estamos en circunstancias inusuales y no fue difícil recordar que esto también pasará y, con suerte, para el próximo Día de Acción de Gracias, las cosas volveran a la normalidad, lo que sea que eso signifique en el futuro.

Lo que me vino a la mente fue que si no hubiera festejado el Día de Acción de Gracias, creo que me deprimiera. En tiempos de pre-pandemia, confieso que tuve mis quejas sobre todo el bullicio durante las vacaciones festivas. Todas las tiendas de cocina, de repostería, de compras, estaban abarrotadas. Me sentía estresada, así que hace unos años, reduje el alboroto. Pero todavía tengo mis tradiciones, mi rituales, y aunque no puedo tener compañía en el futuro previsible, mi instinto fue seguir mis tradiciones en la medida de lo posible. Entonces, cociné una cena completa de Acción de Gracias para dos y lo disfrutamos. No tanto como si estuviéramos con los niños y nietos, pero estuvo bien. Y yo comencé mi decoración navideña al día siguiente, que es otro de mis rituales.

Normalmente hago la mayor parte de mi decoración al aire libre. Grandes adornos en todos los árboles, luces encendidas temporizadores para que cuando regrese a casa de un largo día de trabajo, tenga esa emoción infantil cada noche mientras entro en el camino de entrada. Saqué todos los contenedores de decoración del cobertizo y me di cuenta de que eso no va a suceder este año. Apenas salgo de mi casa y no veré a ninguno de mis decoraciones si están afuera durante toda la temporada. Entonces, lo cambié. Colgué hilos de colores de luces exteriores en el estudio para poder mirar hacia el techo temprano en la mañana o una vez que el sol se pone y tengo mi centelleo. Agregué más brillo a mi sala. Decoré el baño. Agregué montones de velas en cada habitación. La navidad se está moviendo adentro de mi hogar este año, donde paso la mayor parte de mi tiempo gracias al Covid 19.


Resulta que es una buena idea para nuestra salud mental. Según la psicóloga Deborah Serani, las luces, los destellos, las aromas, las cosas sentimentales y casi cualquier otra cosa que no este presente durante el resto del año, todos aumentan nuestros niveles de serotonina y dopamina: las hormonas del bienestar. Entrar en un espíritu navideño y disfrutar de los placeres de la temporada mejora nuestro ánimo. Nosotros podemos usar algo de esto. Como todo este año, colgar luces exteriores sobre mi escritorio no es normal para mi, pero que son estos dias? Ya sea que celebre la Navidad, Janucá o Kwanzaa, haga el esfuerzo de decorar o cocinar o hacer lo que hizo antes de la pandemia, pero modificarlo a la nueva realidad. Lo que sea necesario para ayudarle a sentir que es un momento o día especial.


¿Si no celebra ninguna de las fiestas tradicionales de diciembre? De hecho, hay días festivos todos los días del año, así que elija uno en diciembre que le resuene y hágalo. El 10 de diciembre es Janucá, el 25 de diciembre es Navidad y el 26 de diciembre es Kwanzaa, pero ¿sabía que el 10 de diciembre es el Día de los Derechos Humanos? ¿El 14 de diciembre es el Día Internacional del Mono? El 17 de diciembre es el Día Nacional del Jarabe? El 21 de diciembre es el Día del Crucigrama. Y el 28 de diciembre es Día del juego de cartas. Y hay mucho más, al menos uno para cada día del mes.


Al investigar algunas vacaciones bastante locas, como el Día del zapato marrón el 4 de diciembre, encontré Boxing Day, que es el día después de Navidad. Siempre he ignorado por completo el Boxing Day como pensé que era un día feriado canadiense y pensaba que se trataba de boxeo físico. Puñetazos que la gente se da en la cara nunca me ha atraído. Pero descubrí que eso no es lo que se trate para nada el día después de la navidad, denominado como Boxing Day en ingles. Es un día para dar a aquellos que han estado al servicio o aquellos que lo necesitan. Se celebra en países de todo el mundo. Y sí, me siento un poco tonta y desinformada. Pero leyendo sobre el Boxing Day me dio pequeños golpes de emoción. ¿Hay unas vacaciones más perfectas para los finales del año 2020?


Las historias de origen varían, pero hay evidencia de que esta tradición existió en Europa claramente en el edades medias. Puede haber comenzado con las cajas de limosnas colocadas en las iglesias para recolectar ofrendas o podría vincularse a la fiesta de San Esteban, que incluía abrir las cajas de limosnas y distribuir el dinero a los pobres. El Diccionario de Inglés de Oxford afirma que comenzó en Gran Bretaña en la década de 1830, como una fiesta "en la que carteros, chicos de recados y sirvientes de diversa índole esperan recibir una caja de Navidad ". Y asi es porque se refiere como Boxing Day, porque Boxing se refiere a las cajas, que se llaman Box and Ingles.


Existe evidencia de que en la década de los 1600s en Gran Bretaña, era una costumbre que los comerciantes recolectaran "Cajas de Navidad" de dinero o regalos el primer día de la semana después de Navidad como agradecimiento por buen servicio durante todo el año y una tradición aún más antigua donde los sirvientes de las familias ricas se les permitian el día después de Navidad visitar a sus familias ya que tendrían que servir a sus amos el día de Navidad. Se les dio una caja para llevar a casa con regalos, bonificaciones y, a veces, restos de comida. Entonces, el Boxing Day es una fiesta de agradecimiento; de mostrar gratitud por quienes nos han servido. Y aunque puede haber algún vínculo con las iglesias hace 400 años, ahora parece ser una fiesta no religiosa, por lo que cualquiera puede participar.

¿Cuántas personas nos han servido este año, a través de esta terrible pandemia? Los doctores, las enfermeras, el personal hospitalario y voluntarios, bomberos, conductores de ambulancias, policías, profesores, trabajadores de supermercados, conductores de reparto, trabajadores postales, trabajadores de comida rápida, sacerdotes y ministros, vecinos, amigos, familiares, participantes del estudio de vacunas ... Estoy segura de que no tengo idea de cómo muchas personas me han apoyado indirectamente. Entonces, ¡celebremos el Boxing Day este año!


Dedique algún tiempo a pensar en alguien que le haya servido este año, le haya ayudado en manera de superar las luchas que ha encontrado. ¿Qué puedes hacer para agradecer? Si tiene dificultades económicas este año, como tantos, una tarjeta o nota de agradecimiento podría sustituto de una caja. No creo que importe en absoluto lo que hay en la caja. Lo que importa es que nosotros demos gracias a quienes nos han ayudado a superar este año desafiante.


El Boxing Day también podría considerarse un día para ayudar a los necesitados y hay muchas personas en necesidad ahora mismo. ¿Podría ayudar a un vecino o amigo sin trabajo? Tal vez alguien viviendo solo a quién le vendría bien un poco de alegría? ¿Quizas a alguien enfermo, ya sea relacionado con Covid o no quién necesita saber que a alguien le importa? Y luego, por supuesto, están todas las organizaciones caritativas que tratan de satisfacer las crecientes necesidades de sus comunidades que siempre pueden poner un donación para buen uso.

Ahora tenemos dos formas de mejorar nuestra salud mental durante esta temporada navideña. Uno es el detalle navideño y la otra es mostrar gratitud a alguien que le ha brindado servicio a usted o al bien común o quién podría necesitar apoyo. Sabemos por estudios que la persona quien da recibe más beneficios para la salud de ese acto que el receptor, por lo que está dándose a usted mismo un regalo también al acercarse y hacer lo que pueda. Puede ser el año 2020, pero bueno, ya llego la temporada de todos modos.


Si bien podemos optar por celebrar un dia feriado cualquier día del año, "la temporada" es una hora importante de celebrar algo. Necesitamos sentirnos bien y tenemos que proteger nuestra salud mental, que francamente ha estado realmente sobrecargada durante casi un año, y aún no hemos terminado. Yo se que es tentador convencernos de que estará bien reunirnos con nuestros seres queridos solo por un día o incluso por unas pocas horas, pero con la pandemia fuera de control, la mayoría de nosotros podemos encontrar otras formas de sentir las delicias de la temporada sin arriesgar de enfermar a alguien que amamos. O arriesgar nuestra propia salud. Habrá muchas más navidades, Janucá y celebraciones de Kwanzaa en el futuro, donde estemos todos juntos con aquellos a quienes amamos y / o tenemos que tolerar. Pero este año, podríamos elegir celebrar la temporada a través de la gratitud y el amor a aquellos que nos han ayudado a llegar tan lejos a pesar de las increíbles condiciones en las que vivimos o ayudando a los que sufren. Piénsalo un poco. Pase un momento consciente pensando sobre con quién está agradecido y cómo puede mostrar su gratitud. Considere cuántas cosas tiene usted de que estar agradecido y lo que podría compartir con alguien que lo necesite. Que maravillosa manera de terminar un año que la mayoría de nosotros estamos ansiosos por terminar. Estoy tan contenta de haber encontrado el Boxing Day. Este podría convertirse en mi fiesta favorita de la temporada!


Finalmente, tenga en cuenta que con los días festivos o no, todos podemos contribuir a mejorar nuestra condiciones de salud siguiendo reglas de salud relativamente simples para mantener a todos más seguros. Usar una máscara, quedarse en casa tanto como sea posible, mantenernos físicamente alejados de los demás cuando estemos en público y lavarnos las manos con frecuencia. Estamos tan cerca de sentir alivio, solo tenemos que aguantar un poco más. Solo tenemos que ser conscientes de nuestro propio comportamiento y del impacto que puede tener en otros. Solo tenemos que recordar que, como todo en la vida, esto también pasará. Y mientras la primera mitad del año 2021 puede no parecer mucho mejor que la del 2020, tendrá las bases para lo que, con suerte, será una temporada festiva alegre el próximo año donde podamos sofocar a aquellos que amamos con todos los abrazos y besos que podamos. Mientras tanto, valla por todo el brillo, brillos, luces, buenos olores, sentimentalismo y dar a los demás lo que podamos. Usted estará mejorando su propia salud mental y contribuirá a mejorar las condiciones de los demás. Felices temporada navideña y feliz día después de la navidad, o Boxing Day!

2 views0 comments

Recent Posts

See All